miércoles, noviembre 28, 2007

Nuevas generaciones

Me desayuno el otro día con una noticia flipante. Y digo que me desayuno porque, aunque la leía en el trabajo, me había traído unas madalenas, que mojaba en un chocolate de máquina. :-)

A lo que vengo vengo... Por lo visto, en EEUU se ha editado un dvd de Barrio Sésamo, con la siguiente advertencia: El contenido es para mayores y podría no ser apto para los niños de preescolar de hoy.

La noticia sigue contando que al pobre Triqui le ponen como mal ejemplo (incluso después de hacerlo vegetariano), que Epi y Blas son sospechosos de ser homosexuales, y que la pobre gallina Caponata va puesta hasta las patas de alucinógenos.

Y yo no se muy bien que pensar... Porque yo veía a Triqui comer galletas metiéndose la mano en la boca hasta el codo, y a Supercoco volando de un lado para otro, dándose unos tortazos de impresión al aterrizar (por llamar de alguna manera a lo que hacía), y a Epi y Blas buscando el patito de goma o hablando por la noche desde sus camas... y nunca me dió por lanzarme por la ventana, o comer pipas (de madera)...

Son recuerdos que han marcado mi infancia y me han acompañado desde siempre, como un referente cultural, lo mismo que las mañanas de Reyes, o los bocadillos con Nocilla (que cualquier día dicen que también es malísimo, que el pan atonta y la nocilla sube el colesterol).

Así que queréis que os diga. Me jode. Que a los niños de ahora quieran hacerlos tan mendrugos. Que no se les conceda el beneficio de la duda. Que se de por hecho la incapacidad para entender, para asociar ideas, para comprender situaciones. Que sea más cómodo y fácil prohibir y censurar que explicar y ayudar a entender. Que se les aleje de Supercoco, y se les acerque a Picachu.

Ellos se lo pierden.

5 comentarios:

Noe dijo...

Suscribo punto por punto tus palabras Pegasus.

Barrio Sésamo y todos sus personajes para mi son sagrados, manifiesto de una infancia plenamente feliz y equilibrada (en lo que a salud mental se refiere).

Estos "se la cogen con papel de fumar" como se suele decir. Un estado que aún mantiene la pena de muerte y que ataca indiscriminadamente a todo lo que se le pone por delante, escandalizado por unos muñecos infantiles que han educado a millones de niños y con gran éxito, dado que toda nuestra generación los sigue adorando.

Me indigna y me ofende esta noticia, por mí y por ellos, los cuales llevo en mi recuerdo con enorme cariño.

Lechuza dijo...

Cuando lei la noticia casi no me lo creo. ¿Se puede ser más meapilas? Hay que ser un enfermo mental y un reprimido para considerar que Barrio Sésamo puede ser nocivos para los niños.Ven cosas dónde no las hay.
Encima, con esa manía de sobreproteger tanto a los niños los estamos convirtiendo en idiotas y tiranos.

De todas maneras, no sé porque no se les ocurre que igual es más nocivo para el niño ver como su papá tiene la casa llena de armas.

Anónimo dijo...

¿Desayunas madalenas con chocolate de máquina en mientras leeas noticias en horario de trabajo? Y por la hora que pone, también escribes en tu blog. No sé que diría supercoco...

Pegasus dijo...

¿Postear en horario de trabajo? ¡Claro que si! ¿Es que tú no lo haces? Digo yo que será mejor postear a las 10, que comentar de madrugada, ¿no?

Supercoco estaría encantado de que me preocupase en defenderlo...

Y ahora en serio.. Hay tres comentarios tuyos casi seguidos, en dos entradas. Ninguno de los comentarios tiene que ver con el tema de los post. No se si es que no has entendido la dinámica de un blog (alguien postea, los que quieran comentan sobre el tema del post) o son ganas de llamar la atención. Para lo segundo, seguro que hay blogs con más visitantes que el mio. Pero como yo estoy contento con la gente que suele entrar, tampoco voy a dejarles que lean tontadas, ¿ok?
Gente que comente, discrepe, y aporte, genial. Los trolls para la serie de los Gnomos.

Anónimo dijo...

Hay viles y malvados imitadores circulando por ahí usando mi "nom de guerre" para atacar y difamar tu blog. A mi tampoco me gustan, pues el resto de los lectores, como tú mismo, no saben diferenciar al verdadero del falso. Lo cuál me causa frustración pues nadie polemiza sobre mi comentario, si no sobre el del falso "anónimo".
Con ésto dejo clara mi patente intención de llamar la atención. Yo, claro. Tú has montado un blog porque así ayudas a los niños huérfanos del Nepal y a la reproducción del mamut lanudo.