miércoles, abril 23, 2008

Se alquila habitación con sol y cama cómoda

Leo en la prensa de hoy, que hay gente por ahí que alquila habitaciones a cambio de sexo.

Aquí os dejo la noticia, y aquí, uno y dos anuncios de muestra.

No se, yo no acabo de entenderlo. ¿Cómo se supone que va esto? ¿Se pactan los polvos a principio de mes? ¿Si un día el polvo no es bueno, hay que compensar otro día con uno doble? ¿Si la inquilina se va de vacaciones, recupera luego cuando vuelve?

No se, a mi me alucina que haya gente así. Por las dos partes. Por la parte del inquilino, porque eres como un/una muñec@ hinchable.

Y por la parte de la persona que alquila, es patético saber que la otra persona se acuesta contigo por tener donde dormir.

El caso es que cada vez se hace más... ¿Qué pensáis?

5 comentarios:

Yulifero Marmol dijo...

¿traduciria usted peliculas horribles a cambio de un besito en la frente? XD

un saludo tardoncete

LaNoe dijo...

Puff! Estoy alucinando, pero creo que pienso como tú.

Me parece muy acertada tu reflexión, el tema es tristísimo lo mires por donde lo mires, y las condiciones del contrato ya ni te digo...

Saludos!

Anónimo dijo...

¿Pero de qué cojones te escandalizas?. No es ningún delito si la relación es consentida por ambas partes y se es mayor de 16años. Sólo se trata de sexo. ¿Acaso no es más inmoral vender armas a Etiopía (un país tercermundista famoso porque su deporte más extendido es pasar hambre) para que se maten entre ellos o con sus vecinos de la franja de Eritrea?.
Puede que sí, pero como eso nos la suda, pilla muy lejos y nadie lo comentaría en un blog me dedido a ser censor de la moralidad sexual del prójimo.
Tú igual es que eres autosuficiente.

JP dijo...

Como anda el patio...


Saludos,
JP

Historias de JP

Vainica Doble dijo...

Pues hombre, es una cosa así como muy práctica en esta sociedad donde cada vez todo está más caro y tienes que trabajar más para pagar la hipoteca y ni el alquiler compartido saca de apuros, te queda menos tiempo para salir y sociabilizarte. Así que matas dos pájaros de un tiro, ya que no tienes tiempo para ligar, metes a alguien en tu casa y al menos cubres tus necesidades sexuales.