lunes, diciembre 20, 2010

Mamonadas. III parte

No hay manera.. Mira que uno intenta imbuirse de espíritu navideño. De sonreír por la calle a los niños que me dicen señor, ¿qué hora es? y pasar de las aglomeraciones en el Corte Inglés, haciendo la compra por internet, para no ponerse de mal café.

Pero es que Internet se alía contra nosotros, y nos suelta a la cara, plaf, noticias que hacen que nos entren ganas de que Sanitas meta mano en un parto sin asistencia como tuvo que ser el de María, e instaurar tres nuevas repúblicas en sendos países de Oriente. Y que se jodan los camellos.

Y todo porque leo (y alucino) sobre las cosas en las que invierte el gobierno de esta España mía, esta España nuestra..

Resulta que la Junta de Andalucía, a través de su Consejería de Medio Ambiente, insta a no utilizar las palabras "parado" o "fubolista", por sexistas. Y se quedan tan anchos.

Vamos a profundizar un poquito en la noticia, porque es de esas que no tienen desperdicio:

La Consejería de Medio Ambiente edita una guía para evitar el "androcentrismo", dice el subtítulo.

No vamos a copiar el texto entero, pero os dejo unas pinceladas, que a mi personalmente me han encantado:


(...) También hay otros términos para sustituir: expresiones como «el número de parados» es, según la Junta, lenguaje sexista y debe cambiarse por «el número de personas sin trabajo». «Los ciudadanos» deben convertirse en «la ciudadanía», y «el hombre» en «la humanidad». Tampoco debe utilizarse «los andaluces», ya quie la forma no sexista es «el pueblo andaluz». También es sexista para la Junta de Andalucía decir «los niños», que propone cambiar por «la infancia», o «los trabajadores de medio ambiente», que «recomienda sustituir por «el personal de medio ambiente». (...)
Vamos a ver, alma de cántaros.. ¿Es sexista los andaluces, y no lo es el pueblo andaluz? ¿Y por qué, iluminados (e iluminadas) de la Consejería? No son ambos sustantivos de género masculino? ¿Donde está la diferencia? En fin, seguimos para bingo (y binga)
(...)Otras de las recomendaciones que realiza el manual es cambiar «los ecologistas» por «los/as ecologistas». Otros ejemplos son más complejos, como la siguiente frase: «Los maestros les prohíben usar el móvil a los niños», que proponen cambiar por «el profesorado le prohíbe usar el móvil al alumnado». (...)
Claro que si.. Facilitando las cosas.
(...) Un último ejemplo de periodismo no sexista: «El señor Páez estuvo magnífico en su intervención y su acompañante la señora Martínez iba muy elegante». La Junta recomienda a los periodistas que redacten «el señor Páez estuvo magnífico en su intervención, la señora Martínez realizó unas aportaciones muy inteligentes durante el debate». (...)
Bueno, a mi este ejemplo ya es que me encanta. A nadie le importa un carajo si la señora Martinez estuvo sembrada cada vez que abría la boca, ay, Cuqui, ¡como eres!,  pensaba en las últimas medidas económicas de Zapatero y sus implicaciones europeas, o si se limitó a repasar mentalmente el último polvo que echó con su amante mientras el imbécil del señor Paéz desgranaba su discurso.
Lo que importa es que ambos queden igualados, aunque para ello haya que tergiversar la información. Vamos, que si en ocasiones la realidad no encaja y nos obliga a ser androcéntricos que, visto lo visto, es lo peor que se puede ser a día de hoy en España.. Si nos obliga, decía, no pasa nada. Nos inventamos lo que mejor nos parezca, y al que no le guste es que es un machista.
Como dirían ellos mismos, dando relevancia a la parte femenina de la pareja... Vamos de puta madre.

1 comentario:

Ness dijo...

A mí estas cosas me ponen de muy mala hostia como las nuevas normas ortográficas de la RAE. Se conoce que los académicos se aburren mucho. Sólo digo una cosa...al final todo esto del sexismo se volverá en contra de las mujeres...

Ni calvo ni con tres pelucas. Hay que aceptar la homosexualidad y en su mayoría los presentadores de televisión son gays,pa que se vea. Hay que proteger a la mujer y las prendamos de derechos que los hombres no tienen (en lo que al matrato se refiere) y eso es paridad? Hay cosas que se escapan de las manos....por pura gilipollez.