lunes, octubre 18, 2010

Álbumes de cromos

Se acercan las vacaciones, casi las huelo. Y como promesa y objetivo, me he impuesto hacer limpieza en mi seta. Que no es cuestión de que se hagan verdad los tristes augurios de mi madre, que cada vez que me veía guardar y guardar apuntes antiguos y libros viejos, murmuraba aquello de te van a comer los papeles.

El problema surge cuando todo vale. ¿No os pasa a vosotros? A mi todo me vale, todo tiene un valor y/o una utilidad. Apuntes de hace 4 años.. Jo, y si necesito algún día refrescar esto?.. Guías de viajes Con lo bien que me vino.. Y si un día vuelvo a ir.. Así no tengo que comprar otra.. Y así con todo. Soy incapaz de tirar muchas de las cosas que voy guardando en A-Zs, en cajas, en carpetas.. Lo realmente grave es que soy consciente de que el 99% de esas cosas no las voy a necesitar en la vida, pero mi parte Golum me puede.

Lo bueno de ser así, es que de vez en cuando, sacas una carpeta pensando que ahí estaba un taco de folios que estás buscando, y te encuentras con auténticas joyas.

Esta tarde, buscando unos apuntes de un curso al que asistí en el 2008 (si, guardo hasta los apuntes de los cursillos de 3 días, soy así) me he encontrado el único álbum de cromos que recuerdo haber completado.

Aquellos que tengan una cierta edad, seguro que recuerdan, aunque sea vagamente, este álbum. Se llamaba Monstruos, y fue un éxito, al menos en mi colegio, en el curso 86-87. Si, antes de ayer.

Llevo un rato (largo) recorriendo las páginas amarillentas, recreándome en los cromos pegados y doblados, porque la información de cada monstruo iba debajo del mismo, con lo que para leerla tenías que doblar el cromo (si, muy práctico, ¿verdad?)

Recuerdo las tardes buscando los cromos que nos faltaban. Los intercambios en el recreo con el resto de la clase, la búsqueda desesperada del número 37, el Grifo, que no salía nunca, y que nos parecía además el cromo más guapo. ¡Venga, va! Os lo escaneo aquí, para que veáis lo chulo que era. :-)

La verdad es que leer ahora la mayoría de las descripciones de los cromos da un poco de vergüenza ajena, para que nos vamos a engañar. Pero por otra parte, a mi me llevan a un tiempo en que nos asustábamos con monstruos salidos de la imaginación (o el plagio descarado, que de todo hay) de un dibujante en lugar de con terrores más mundanos.

Como decía, llevo un rato pasando hojas adelante y atrás disfrutando, creo, más que hace 25 años.

Así que después de una tarde de vuelta a la infancia, volveré a guardar el álbum, esta vez en un sitio donde no desaparezca por accidente. Al igual que los Mortadelos, creo que hay que hay cosas que merecen la pena ser conservadas. Por lo que son, por lo que nos recuerdan, por los recuerdos que nos evocan.

¿Y vosotros? ¿Tenéis alguna colección que recordéis con especial nostalgia?

4 comentarios:

Elvis dijo...

Ya lo creo. Había uno de series de televisión y actores de la época en el que el cromo estrella era el de Farrah Fawcett(creo que se escribe así...), la rubia de los ángeles de charlie...lo que me costó conseguirla... al cromo quiero decir, a ella ni en sueños jajajaja.

Saludos cordiales.

Pegasus dijo...

Ostras, pues yo de ese ni noticias..

Recuerdo, eso si, uno de coches y motos (que debo tener por alguna parte también) que no llegué a terminar.

De ese, la estrella era la Honda Goldwing. :-D

Y, por supuesto, como olvidarse del álbum de cromos de Campeones. Jijijijijiji..

Un saludo,

LaAgujaLoca dijo...

No es una colección de cromos, son los "Esther y su mundo", los tengo todos y hace poco me los traje de casa de mis padres, ahora están en la estantería de mi salón...no sé si será su destino definitivo.
Besos
Chus

Pegasus dijo...

Jijijiji.. ¿Esther y su mundo? Yo recuerdo que de pequeño, una prima de mi madre tenía un montón de libros de Puck.

Y nosotros cuando éramos pequeños, teníamos también un montón de libros de PAKTO. Dios, como odiaba a Tarzán, tan musculitos, tan gilipuertas...

Muchos besos, Chus.